A medida que avance la normalización de las relaciones EEUU-Cuba, más probable es la extinción de los privilegios migratorios a los cubanos: es urgente migrar antes que eso suceda, parece una conclusión lógica para explicar el nuevo éxodo de cubanos que quieren llegar a toda costa a EEUU, mientras la Ley de Ajuste les permita esos privilegios.