Cuando los campesinos despistados, sin más previsión, guardan su maíz en trojas, miran diario la mazorca allí, sanita; no le pasa nada.

A las semanas, cuando ya se les agotó sus existencias, se va a la troja y se encuentra que sólo tiene las tuzas, todas perforadas y las abre, y la mazorca se deshace en polvo, no ha quedado nada de grano: los gusanos la han devorado sin piedad, han engordado y de gusanos ya se transformaron en mariposas de alta sociedad y vuelan y se van.

El campesino queda triste y con hambre, sólo tocando el polvillo que le quedó entre sus dedos, de su riqueza social.

Esa es la cleptocracia, eso hace, así funciona, hasta la próxima cosecha.

Troja de maiz en el campo. Plagas acechan esas riquezasTroja de maíz en el campo. Plagas acechan esas riquezas

Publicado en FB. 14 de febrero de 2011 a la(s) 17:12
Anuncios