Estoy…te ausentás…Venís…ya me fuí…me llamás….acudo…estoy de nuevo…te ausentás…pero valen la pena los interseptos instantáneos entre tu ir y venir, y los míos. Tenemos nuestras vidas y tenemos que vivirlas. Pero te confieso, aquí entre nos, que vivo mas intensamente en esos interseptos.