“La muerte…con su guadaña, no se cansa, pero hábil y certera, realiza su tarea cortando primero, de tajo, antes que nada, antes que la vida, el orgullo humano”.

-Avis Cana