No te compliqués: si buscás las raíces de la dictadura que te aflige y te preocupa, descubrirás que salen de vos mismo: de tu estómago, de tu cabeza, de tu corazón.

 

Anuncios