“Es más difícil, sacar un pueblo de la servidumbre, que subyugar uno libre”.
Montesquieu,

Citada por Bolivar en su “Carta de Jamaica”, este sentencia de Montesquieu puede ayudarnos a explicar en algo la modorra existencial en Nicaragua. Esa inercia que también hace que el poderoso elefante se sienta impotente y resignado ante la soga  y la pequeña estaca que lo clavan al suelo.

El Dictador se viste ora de fascista,ora de libertador, ora de burgués, ora de proletario, ora de guerrillero, ora de militar golpista..Pero es el mismo en todas las latitudes y tiempos. Se presenta como la voluntad condensada del colectivo, para quitarles la voluntad a todos No permite el mínimo brote de voluntad ajena, amenos que sean las que crecen, como hongos, a su sombra. 

La libertad trae aparejada la responsabilidad, dijo alguien. Entonces,  la servidumbre nos libera de esas responsabilidades. Por eso, como lo dice Montesquieu arriba, es mas fácil subyugar a un pueblo libre  que liberar a un pueblo servilizado.