ROMEO Y JULIETA: La verdad de esta historia es que todo se dió porque Romeo era judío y Julieta, palestina,