El principe saudita Bandar bin Sultan al-Saud, apoya a los rebeldes sirios vinculados a Al Qaeda.
El principe saudita Bandar bin Sultan al-Saud, apoya a los rebeldes sirios vinculados a Al Qaeda.

No hay peor cuña que la del mismo palo: Al príncipe Bandar Bin Sultan, de Arabia Saudita, le llaman “Bandar Bush”, por su estrecha amistad con Bush I y Bush II. Ha apoyado las guerras contra Irak, la invasión y bombardeos de Afganistán, sin perjuicio de haber sido con la CIA, uno de los formadores de los “paladines de la libertad” que lucharon en Afganistán contra los rusos, en los años 80, el semillero melcochoso de donde salió la figura de Osama Bin Laden.

Rey abdullar Arabia saudita
El rey Abdullah, de Arabia Saudita, con el Presidente Obama

Se desempeñó como embajador en Washington por 22 años (1983-2005). Regresó a su país donde preside los complejos servicios secretos saudíes, al servicio de su pariente, el rey Abdulá bin Aziz, firme aliado de Estados Unidos en la estrategia que protege y fortalece a su vez, la expansión territorial de Israel a costa de las tierras palestinas.

Pues bien, este príncipe saudí, Bandar Bin Sultan, que azuza a EEUU y a Obama a atacar a Siria, junto a otros funcionarios sauadíes que apoyan a grupos terroristas incluso vinculados con Al Qaeda, también ha favorecido el trasiego de armas químicas para los “rebeldes” sirios, en particular con su rama en Siria, el Frente al- Nusra.

Fuerzas  de al-Nusram brazo de Al Qaeda, declararon a Associated Press Ver texto, en inglés, que ellos estaban en posesión de esas armas químicas  y que el 21 de agosto,  lo que se produjo fue un accidente consecuencia que no conocían del manejo de esas armas químicas proporcionadas a ellos por Arabia Saudita.

El laureado periodista Robert Fisk, se pregunta si Obama sabe que en Siria, está luchando al lado de Al Qaeda. Dice: “Si Obama decide atacar a Siria, hará causa común con Al Qaeda, los verdugos del 11 de septiembre, al estilo de los Tres Mosqueteros: Todos para uno y uno para todos”.