La estafa del Interbank y las cascarillas de arroz en Nicaragua fue anterior a la estafa de las hipotecas y créditos subprime (de alto riesgo) en EEUU. El caso Interbank mostró un alto grado de sofisticación de una actividad criminal e involucró a altos personeros del FSLN (entre ellos Samuel Santos, directivo y accionista y hoy, Canciller de la República) y de la empresa privada, incluida la acción de salvamento del BANPRO, que absorvió al Interbank en un intento de resolver la crisis en el sistema financiero nacional, aprobada y negociado por Noel Ramirez, del PLC y en ese momento, Presidente del Banco Central.

“Tal vez el objetivo no era quebrar el banco, pero les pasó como a la garrapata: de tanto chupar termina matando a la vaca donde está pegada”, comentó uno de los abogados acusadores en los juicios de liquidación del banco. Así se “perdieron” mas de 160 millones de dólares, cargados luego al pueblo de Nicaragua.

Con un sistema parecido a la mafia del Interbank en Nicaragua (nadie quedo preso al fin del caso), la crisis hipotecaria de 2008 en Estados Unidos se generó por el uso criminal también, del recurso crédito-hipotecas con bienes sobrevalorados o inexistentes. Antecedimos a los grandes especuladores financieros, en eso.

Otra “distinción” de  Nicaragua es el hecho que tenemos nuestra cuota en el crecimiento del consumo de drogas en EEUU, del crack y la cocaína en especifico, entre 1984 y 1990: En su momento, igual que ahora Wikileaks o las revelaciones de Manning, el informe de la comisión del congreso nombrada para investigar el caso, presidida por John Kerry, actual Secretario de Estados de Estados Unidos, concluía, tajantemente: “En base a la evidencia, es obvio que los individuos que brindaron apoyo a la Contra estaban involucrados en el tráfico de drogas, que la red de suministro de la Contra fue utilizada por las organizaciones que trafican droga, y que a sabiendas, algunos elementos de la Contra recibieron ayuda financiera y material de parte de traficantes de drogas. En cada caso, una u otra agencia del gobierno de los Estados Unidos conocía de estas actividades, ya fuera mientras ocurrían o inmediatamente después”.

O sea, funcionarios y agencias de Estados Unidos eran cómplices en las operaciones que permitían a agentes de la contra y de la CIA, meter  droga en Estados Unidos, venderlas en los barrios negros de California, New York y parte de esos recursos utilizarlos en compra de armas, equipos y suministros a los contras de Nicaragua.

Norwin Meneses Cantarero. El ex Rey del crack de Estados Unidos. nicaraguense
Norwin Meneses Cantarero. El ex Rey del crack de Estados Unidos. Nicaragüense

El impacto fue descomunal, especialmente por el descubrimiento y mercadeo del crack hecho por los nicaragüenses Oscar Danilo Blandon y Meneses Cantarero, personajes que dejan pequeño a Carlito’s way o a Scarface de Al Pacino. Ver entrevista de El Cronista Digital con Meneses Cantarero.

Lo nuevo…Sin dejar de mencionar el caso de la estafa piramidal del Agave Azul, Nicaragua está viendo antes sus ojos otra operación mayúscula, en vivo y a todo color: el Tratado FSLN-Wang Jing que luce como toda una graduación de doctorado para armar semejante tinglado que ya la agencia de prensa AP y el Washington Post nos han ilustrado en parte: puede ser una burbuja toda la fanfarria alrededor del chino Wang Jing, a pesar de la febril actividad de mercadeo, por ejemplo, del Ministro Samuel Santos (sí, ese mismo) explicando en India  e Indonesia, esta oportunidad de inversión con HKND Group, una firma creada en Islas Caimán y asentada en Hong Kong.

¿Quién se apunta?