Asumamos que era nicaragüense la mayor parte del auditorio que llegó el 14 de agosto 2013 al evento de AMCHAM  a ver el show de Ronald MacLean-Abaroa , ex-ministro del dictador boliviano Hugo Banzer y vocero oficial del grupo FSLN-Wang Jing beneficiado con una literal partición de Nicaragua.

Pero ninguno de esos nicaragüenses  protestó contra las palabras despectivas que este sujeto dirigió a su auditorio, predominantemente empresarios, que hacen o quieren hacer negocios con Estados Unidos de América…o con quien sea.

Ronald Maclean A. Vocero del consorcio empresarial FSLN-Wang JIng en el Canal de Nicaragua

El hecho, reportado por  Confidencial de CF Chamorro,  es que “el boliviano comparó la situación actual, con la historia de un pretendiente (Wang), que corteja a una novia (Nicaragua), cuyos padres están separados (la clase política nicaragüense), y aunque ambos saben que ese novio es lo mejor para su hija, su divorcio y las dudas sobre los antecedentes del novio, impiden que el casorio se lleve a cabo, aunque ese pretendiente puede salvar a toda la familia”.

¿De qué nos viene a salvar este chinito veloz en esa ofensiva parábola de Maclean? ¿Eso es lo que les dice su subconsciente, que este Wang es lo mejor para Nicaragua, que se trata de un cortejo donde el país debe ser voluntariamente entregado a un aventurero y especulador, por sus “padres” ?

Y estos “padres de la patria”, el 13 de junio del 2013, ya han entregado a su hija, sin preguntarle su propia voluntad, para que se inmole en el lecho del pretendiente “por una vida mejor”. O sea, Maclean está consciente que el acta de matrimonio espuria (la ley de concesión de la Asamblea de “padres de la patria”), no es suficiente, pues la hija parece no querer “acostarse” voluntariamente con este tipo aunque ya ha pagado la dote, a los chulos y proxenetas, para violarla impunemente?  Sí, están conscientes los de esta sociedad especulativa, como lo refleja la parábola de Maclean,  que la concesión canalera,  es un acto de prostitución, de violación.

Pero… en realidad, puede que sea cierto en último término, que esta dupleta especulativa de altos kilates, la asociación comercial FSLN-Wang JIng, nos venga a salvar a los nicaragüenses…sí… de nosotros mismos.