CanalchinoNota: todos los nombres aparecidos en este relato, son ficticios, lo   cual no quiere decir que no existan. Cualquier parecido a alguna situación real es mera coincidencia y puntería.

Dicen que los políticos prometen cualquier cosa, por los votos:

-Un puente!

(Pero no hay río)

–    …No importa…¡les pongo el río!

(Pero no hay agua)…

– ¿Como que no hay agua?… pues la traemos…

– Bueno, no importa, de una vez, pues, ciudadanos de poca fe, ¡les pongo el puente, les hago el río, les traigo el agua, hago un canal húmedo, otro seco: un ferrocarril, una zona franca, un astillero, una carretera, una refinería, un satélite pinolero  y…y…y…!

(Pero no hay plata)

–   …No importa, le digo a una empresa china…

(Pero a ninguna le interesa)

–  ….No importa, yo hago la empresa china….

(Aparte, en voz baja):

–       Vé, vos,  Laureanó, Payó, váyanse a Hong Kong y fórmenme allá una empresa china para el Gran Canal. Hablen con el chinito del telefonito, el que ya saben, puej.

(Pero eso es ilegal)

. …No importa…ya van a ver…

(Aparte, en voz baja)

–       Vè, mujer, avisale a los diputados que me aprueben  ya a esta empresa china- nica-venezolana que nos va a hacer el puente, el río, nos va a conseguir el agua, un canal húmedo, otro seco: un ferrocarril, una zona franca, un astillero, una carretera, una refinería, un satélite pinolero  y…y…y…

(Pero eso llevaría mucho tiempo en hacerse realidad)

 –    No importa, mujer….lo que queremos son los votos, no las obras.

–       Apurate, Payooó, pilas, Laureanoó!

Anuncios