La claque bonapartista de la Nicaragua de los años 80, con verborrea revolucionaria, estatizaba todo a su paso.
En este siglo XXI, esta misma claque, con esa misma verborrea revolucionaria, privatiza todo a su paso.

Anuncios