Imagen en;http://cinedb.avcesar.com/film_bluray_dvd/i-128242/joann-sfar-dessins.html

– La verdad, al explorar otros labios y otros cuerpos, comprendí al fin tu desencanto, Principito,  al descubrir, que tu rosa del asteroide B 612, no era la única en el Universo.

– Pero también, que es indudable que  a cada rosa, corresponde un asteroide.

– Y que no conviene tener corderos sin bozal.

– Mejor que eso, conviene no tener corderos en un asteroide así.

– Porque al final, el cordero termina comiéndose a la flor, dejando el asteroide desolado y lleno de Baobabs, esos que parten planetas.

– La verdad, Principito, por eso no comprendo por qué tenemos que salir a explorar otros planetas.

——–

©Carlos A.Lucas Arauz. Febrero 2013. Asteroide B612

Anuncios