Los “pobres”; es decir, despojados no solamente de su carácter objetivo revolucionario, sino despojados de su subjetividad revolucionaria, sustituida por la auto compasión, la resignación, el oportunismo. Nunca tal sistema de poder puede plantearse la liquidación y superación de la pobreza. Es su base social, de allí se nutre.

Anuncios