Lilith (John Collier painting)

En la degustación de café de todos los sábados en la tarde,  Avis Cana  estuvo borbollante, hablando del asilo otorgado por Correa a Assange…

–  “Hay que revisar bien lo que ha salido en Wikileaks sobre Ecuador”, dijo…quizás las revelaciones no eran graves, porque de serlo, si a los periodistas  los apretó con 40 millones de dólares por decir cuatro verdades… ¡cuánto no le podría cargar a Assange de multa por las revelaciones de la diplomacia usaamericana en Ecuador!”

Bueno, le respondimos, el asunto es que cuando Bradley Manning se hizo de los cables y se los dio a Assange, el gobierno de Correa aun no había corrido su trecho como hasta ahora…

–   Cierto”, dijo, pero luego, Avis Cana se quedó callado un buen rato.

Estaba haciendo un dibujo a lápiz, muy interesante, copiando los trazos de la portada de un folleto que cargaba, pero que no quería mostrar, al parecer.

¿Quién es ella?,  le preguntamos, admirando una figura femenina en los trazos

-Es Lilith- dijo- es el misterio.

Y como si le hubiéramos respondido al unísono con un “¿Y quién es Lilith?”, nos explicó:

–  Lilith fue la primera mujer de Adán…¿recuerdan eso?…Aquí tengo la cita de la Biblia, en Genesis; dice: “1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”

–   Entonces, los hizo a ambos de una vez, iguales. A su imagen, los hizo de barro, de polvo, de materia mineral. Y los hizo macho y hembra. Estos eran Adán y Lilith. Pero como Adán era a la vez el único y primer hombre de Lilith, ella razonó: “¿Y por qué tengo que quedarme contigo?” No me he enamorado de ti y estoy contigo solamente porque no hay otro donde escoger y de paso, no me simpatizas, ni me gusta como me haces el amor, solo encima de mí, como que yo fuera tu saco de recepción nada mas”. Y desde entonces se negó a hacerle el amor a Adán y terminó yéndose del Eden. Lo abandonó, simplemente.

–   Y Adán quedó solo y apesumbrado, viendo como todos los seres del Edén tenían sus parejas, copulaban y tenían críos. ¿Y yo, cómo voy a reproducirme, sin Lilith?, se decía.

Y continuaba explicándonos el amigo Avis Cana:

–  Alli es donde la Biblia,en Genesis 2: 20, dice. “ mas para Adán no se halló ayuda idónea para él”. Pues Lilith se había emancipado a sí misma. Y el relato continúa así en Génesis: 2:21:  Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar; 2:22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

 –  Y Adan se entusiasmó, porque dijo: “esta si es carne de mi carne y sangre de mi sangre, no es como Lilith”; Eva, que asi le terminó llamando, era un clon de sí mismo, pues, que le obedecería mejor, le estaría supeditado y como última arma, en caso se le rebelase,  le podría decir: “no se te olvide que sos una simple costilla mía”.

De esa manera- nos decía irónico Avis Cana-hay mujeres Lilith, independientes, autónomas, emancipadas por si mismas, hechas del mismo barro y lodo que Adan, equitativos…y hay Evas, que aceptan ser simples costillas, especies de clones obedientes de los hombres.

Esta es Lilith, nos djo, mostrándonos la representación del grabado…Y Lilith es la que trata una y otra vez, de lograr que Eva abra los ojos y se de cuenta que el Edén solo estuvo pensado, después de ella, de Lilith, para Adan. La serpiente, que luego reemplaza totalmente a la figura de Lilith, es la representación de la energía sexual libre, la que no esta sometida necesariamente o solamente a la procreación. Que aparece mas adelante, en forma de serpiente parlante,  tentando a la Eva doméstica para que libere esa energía creadora que ella contiene y no solamente procreadora, como es el caso de Adán.

Las chicas que nos acompañaban se quedaron viendo unas a otras,  sus ojos bien abiertos, después de lo dicho por el retador e imprevisible amigo, Avis Cana.

©Carlos A. Lucas Aráuz. Agosto 2012