Simple:

Los revolucionarios brotan de los indignados; los indignados brotan de los hastiados; los hastiados de los conformistas; los conformistas de los indiferentes, los indiferentes de los temerosos, los temerosos brotan de los cómplices, los cómplices brotan de los culpables, los culpables brotan de los ignorantes.

La ignorancia es la raíz de todos los males.

Ergo: La única manera de evitar las revoluciones, es la lucha contra la ignorancia.

Anuncios