Robert Zoellick, Ex- CEO de Goldman Sachs y todavía Presidente del Banco Mundial.

Nada menos que el Presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick arremetió como si fuese un dios, profetizando que el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien padece de cáncer, va a perder la vida pronto (“tiene los días contados”). Con esa profecía de este magnate en retirada (deja su cargo en el Banco Mundial en un mes), amenaza también  a Nicaragua y a Cuba, aduciendo que estos países van a perecer cuando la ayuda venezolana se acabe.

Robert Zoellick fue nominado a ese cargo por George Bush W. en 2007, al dimitir de la Presidencia del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, por haberse descubierto que éste había autorizado un ascenso y alza salarial para su novia, alta funcionara del BM.

Antes de su nombramiento, Zoellick llegó a ser el jefe número 2 en el Departamento de Estado de Estados Unidos en el tiempo de la no menos “halcona” Condoleeza Rice y formaba parte de la jefatura del entonces banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, que ha sido llamado el tirititero financiero del mundo. Este grupo especulativo-financiero, jugó un papel oscuro en la crisis inmobiliaria y financiera de Estados Unidos en 2008. Luego, apareció  involucrado en el origen de la crisis financiera en Grecia de 2010-2011, ya que ayudó a esconder el déficit de las cuentas griegas del gobierno conservador de Kostas Karamanlis.

En el caso de la alusión a  Nicaragua, mal que bien y aunque la ayuda y financiamiento de Venezuela se divide en ayuda al grupo del poder orteguista en Nicaragua (no reembolsable)  y el financiamiento (deuda), que es para el pueblo de Nicaragua, el Banco Mundial ha perdido en Nicaragua la base de presión con la que usualmente aprieta las políticas económicas y monetarias en contra de las grandes mayorías.

Sin embargo, el gobierno del Neo-FSLN ha sido dócil y obediente, y así lo han ido ratificando los propios personeros del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, a las recetas neoliberales de estos organismos globales representantes del capital financiero internacional, por el cierto grado de libertad que le ha estado permitiendo la ayuda venezolana.

Pero no pueden más que calificarse de abusivas y ofensivas esas expresiones de este señor, al menos en el caso de Nicaragua, donde insinúa que fallecido Chávez, allí vamos a irle a lloriquear a este grupo, la ayuda que nos dejará de llegar desde Venezuela.

El estereotipo que maneja su pensamiento fascista se resume en una de sus frases: ““Dentro de poco habrá una oportunidad de convertir al Hemisferio Occidental en el primer hemisferio Democrático. No un lugar para caudillos, y la cocaína, sino para la democracia, el desarrollo y la dignidad”. Desconociendo la lucha democrática que se libra, aunque sea con desventajas en nuestros países, desconociendo que precisamente se ha demostrado que el mercado de las ganancias de drogas, terminan inexorablemente en los grandes bancos y financieras mundiales, que el consumo masivo está concentrado en las grandes metrópolis de los países más poderosos socios del Banco Mundial y el FMI, llamando de hecho a nuestros pueblos, “traficantes” y haciéndose el sueco del hecho que los sicarios de este tráfico, son armados hasta los dientes por esos mismos  países consumidores, afirmando que en nuestros  lares no hay dignidad, el señor Zoellick hace un verdadero steap tease de sus neuronas y sentimientos fascistas, arremetiendo incluso contra gobiernos que sumisamente, son miembros oficiales, pagan sus cuotas, reciben sus misiones, obedecen sus recetas, como en el caso de la Nicaragua neoliberal- socialista.

Por ello, los nicaragüenses deberíamos al menos tener un triunfo mínimo, básico, contra la política interna del Neo-FSLN, que es de inmediato, oficializar la ayuda venezolana, someterla a los controles estatales, previo paso aprobatorio por la Asamblea Nacional y eliminar de tajo todo uso discrecional de esta ayuda y estos préstamos escondidos, expresándolos convenientemente en el Presupuesto Nacional. Enfocar esa ayuda a la generación de producción y riqueza, valor agregado, no a la caridad clientelista con la que se ha venido manipilando esa “ayuda”. Es la manera correcta de responder a esta ofensa a la nación.

Los nicaragüenses gustan de repetir: “A cómo te ven, te tratan”. Si los nicaragüenses mismos, por nosotros mismos, no corregimos estas anomalías, pues nos sobrarán este tipo de calificaciones indirectas y ofensivas en las que los extranjeros de esta calaña, vendrán a  “resolvernos” nuestros problemas poniéndonos mas sogas en el pescuezo.

Mirémoslo, como ejemplo, en el caso del Waiver: la demanda de tener un poder electoral independiente, profesional, ético, depende en estos momentos, no de una firme lucha popular, sino de que le demos varios cienes de millones de dólares a un pinche grupo de 50 “ciudadanos” gringos! 50 gringos contra el bienestar de mas de 5 millones de nicaragüenses!

Y por más ofendido que simule sentirse por estas declaraciones el gobierno del Neo-FSLN,100 contra 1 que no se retira del Banco Mundial y del FMI, como en estos momentos lo está haciendo, al menos, Venezuela!

Anuncios