–           En la reunión entre Fidel y el Papa hubo duras críticas hacia   ese sistema anacrónico, dogmático y cerrado.

–          ¿De quién hacia quién?     Caricatura de DANIEL PAZ & RUDY

El chiste del epígrafe, publicado en Pagina 12 de Argentina, hace una imagen objetiva entre el encuentro de dos dirigentes autonombrados vitalicios en sus roles, dos dirigentes de 85 años buscando desesperadamente una simbiosis salvadora:

La iglesia católica, en franco proceso erosivo, tiene ante sí, en Cuba, un mercado potencial de más de 11 millones de personas que por mas de 53 años han estado bajo un estado a veces ateo, a veces laico, a veces semi creyente, como el actual.

La incertidumbre de pasar de una planificación cerrada y dogmática a un libre mercado, dosificado y controlado al inicio, de pasar de una segura tarjeta de racionamiento que al menos aportaba un mínimo de abastecimiento, a un sistema donde ese mínimo ya no estará garantizado, de un Estado-empresario a un Estado-Gerente, etc, genera incertidumbre, miedo, temores, ansiedades, tensiones.  Este es el caldo “agar” idóneo para el reclutamiento religioso.

El Vaticano tiene garantizado asi el monopolio de su labor en Cuba…bueno, oligopolio tomando en cuenta la división del mercado de las almas con el sínodo de obispos llamado Comité Central en Cuba. Pero se podrá empezar declarando fiesta nacional el “Viernes Santo” como Fidel declaro asi la Navidad en  1998, luego de la visita del Papa de ese entonces…o con las escuelas, colegios y universidades católicas.

Por su lado, el Papa cubano (“padre” le llama inocentemente el pueblo cubano a Fidel), requiere del Vaticano su aupamiento, una señal que expresa que hay una lucha común por los intereses “de los pobres” y alguna declaración contra el inútil como criminal bloqueo de Estados Unidos contra el pueblo cubano. Ratzinger se resistió hasta la escalinata del avión  a condenar el bloqueo, y balbuceando dijo rechazar las  “medidas económicas restrictivas impuestas desde afuera”…sin aludir expresamente a Estados Unidos.

Por su lado, Fidel ya había hecho su parte, hace algunos años, al expresarle al visitante del Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, que Ratzinger , tiene “la cara de un ángel”. Este Papa ha sido fuertemente cuestionado por su comportamiento de encubridor antes y durante su mandato, de numerosos casos de pedofilia de sacerdotes en todo el mundo.

Al estilo del mítico e inocentón cacique Nicaragua dialogando con el conquistador español, Fidel le pregunta, también inocentemente a Ratzinger: ¿qué es un Papa? ¿Cuáles son sus funciones?

No se supo si Ratzinger se preguntaba lo mismo de Fidel.

Anuncios