A: BR

¿Se supo cuando Adán besó a Eva?

Ella, ¿le besó al darle la manzana?

O él ¿la besó al probarla?

¿“Y vieron que estaban desnudos”

después de aquel beso?

¿Y es que no fue un mordisco

a la manzana o al higo de Gioconda,

sino a sus bocas?

¡Eran sus bocas, no era la manzana,

las mordidas!

¿Por qué no valió nada

aquel paraíso,

por un beso?

¿Quizá porque el verdadero paraíso,

era

aquel beso?

¿Por eso la sensación de destierro

al estar sin tus besos?

Por eso, nada más terrible y

destructor de todo,

que un beso.

Porque también hay algo de bíblico

en los besos

dado que la traición puede venir detrás de un beso…

No!…un beso anuncia una traición.

O

¿el cobarde besa cuando traiciona?

O.. el cobarde, aunque traiciona, besa.

¿O el beso no es suficiente para detener una traición?

O más bien el beso es tal, que no muere aun en medio de una traición.

¿Sobrevive?

¿Por eso la sensación de miedo

y el temblor

cuando me besas?

¿Aquel beso, qué era aquel beso?

¿El chasquido de un paraíso derrumbado?

O el retumbo de un paraíso que se abre.

No sé.

¿Aquel beso, qué era aquel beso?

 

© Carlos A.Lucas A. Noviembre 2011

 

Anuncios