Preocupado? Saif había ofrecido entregarse al Tribunal de Justicia Internacional, antes que caer en manos rebeldes. Ahora está en manos del gobierno de transición libio, quien debe respetarle su vida mientras se decide quien y donde juzgarlo.

Herido en su mano derecha y prisionero de las fuerzas que han reemplazado al régimen de  Gadafi en el poder en Libia, quizás el “Chigüín de Libia (ver comentario de febrero 2011), Saif al Islam Gadafi, ni siquiera recuerde sus duras declaraciones cuando se regodeaba desde su podio dictatorial y con el aplauso complacido de su padre, llamando a no tener compasión contra los sectores rebeldes, alzados masivamente desde febrero 2011.

Ni tampoco su rechazo soberbio a la propuesta de Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, que propuso una mediación internacional para tratar de evitar la guerra civil en Libia. Saif al Islam dijo, sarcástico, al responder en una entrevista mientras recorría con periodistas las calles de Tripoli : “No sé nada sobre esto. Es como si yo fuera a propiciar un acuerdo en el Amazonas. Los venezolanos, afirmó, “son nuestros amigos y les respetamos y nos gustan, pero están lejos y no tienen ni idea”.

Saif al Islam puede que ahora se dé cuenta que él es el que nunca tuvo idea de lo que sucedía en Libia y en las agrupaciones de países e intereses alrededor de la crisis libia. Quizá ahora desearía llamar a Venezuela y pedir esa mediación.

Prisionero y herido, al menos ha conservado la vida y no ha corrido la tenebrosa suerte de su padre y de su hermano mayor, asesinados a sangre fría. Muammar el Gadafi, en particular, sufrió un trato y una muerte verdaderamente atroz e inhumana, de parte de las fuerzas rebeldes en el poder y Said al Islam, sí sabe eso.

Ahora la pregunta es esta: Saif al Islam, ¿debería ser juzgado y  con altas probabilidades de ser  maltratado en sus derechos de prisionero de guerra por el actual gobierno libio, que carece de Constitución Política, Derecho Penal, Tribunales de Justicia, experiencia en procesos ajustados a derecho, con restos importantes del sistema de poder y terror que impuso el mismo Gadafi y al cual Saif al Islam contribuyó a construir?

¿O debería ser entregado al Tribunal Internacional de Justicia para ser juzgado y sentenciado en ese nivel?

Anuncios