“Another brink in the wall” (Otro ladrillo en la pared).http://www.youtube.com/watch?v=E3_NuWb9r2A

Esta pieza de Pink Floyd es un clásico. Música potente, estremecedora, con un sabor de reto y denuncia, ironizando con los coros para ambientar esa colectividad inevitable en la que nos desenvolvemos. Pero al mismo tiempo, el grito de rebeldía y de toma de conciencia llamando a que esa masificación debe tener un alto, que no deberíamos aceptar pasivamente que nos cosifiquen como un elemento más.

Pink Floyd: “Al fin y al cabo, tú no eres más que otro ladrillo en la pared”.Todo funciona como esas maquinas de  carne, triturando por un lado, humanos y generando una masa de carne uniforme, indiferenciada.

La forma del acondicionamiento nos convierte en elementos pasivos a los que se nos dice que es lo que tenemos que hacer y como comportarnos. El sistema educativo nos acondiciona como simples receptores de mensajes e información, para ganar nuestra permisibilidad, nuestra pasividad y conformismo. Y el sistema educativo no solamente es el sistema escolar de profesores, maestros, textos acríticos y repetitivos, es todo:  Todo “educa”, la tradición, el grupo social, el partido político, el líder, el “hombre fuerte”, la costumbre, las leyes, los jueces, los policías, los anuncios comerciales, la moda, el vecindario, las fiestas, los ritos y hasta los sos spots electorales,  todos tienen esa función de idiotizar la capacidad crítica, repitiendo y repitiendo lo mismo, como en las factorías o zonas francas, totalmente uniformizados y domesticados.

La pieza de Pink Floyd es un grito contra la uniformización, contra la estandarización de los individuos, por  el derecho de cada quien a encontrar su propio camino, a no ser usado como un simple ladrillo de la pared  en el sistema.

De manera análoga, el grupo Calle 13 en su producción “Vamo ‘ a portarnos mal”, llama a “romper con la rutina repetitiva, que el sol salga de noche y que llueva para arriba/Nos quieren controlar, como a control remoto, pero la autoridad, no puede con nosotros(…). Y: “vamo’ a portarnos (mal), pero con dignidad (…) “No somos clones, no somos imitaciones/hoy vinimos a hacer lo que no se supone (…) “defiende tu derecho de hacer lo que no has hecho”.

 Siempre hay alguien que da el primer paso.

 En ciertas condiciones,  des-educarse es la mejor forma de educarse, de rebelarse a ser otro simple ladrillo en la pared.

Anuncios