EL BUS


Bus en Nicaragua: Tratamiento cotidiando del sistema para bajar la autoestima de su gente

Subió el bus que iba hasta la pata, la joven comercianta rumbo al mercado, cargada de una mochila, tres bolsas, un niñito de 3 tres años.

Pasó junto a un hombre joven, corpulento (hombre 1). Ella se detuvo junto a él como pidiéndole en silencio la amabilidad del  asiento, pero el joven sólo la quedó viendo un rato y luego clavó la vista en las ráfagas de imágenes de las ventanillas a medida que el bus corría contra los relojes de sus fiscales de ingresos.

La joven comercianta hacía malabares para sostener el equilibrio con mochilas, tres bolsas y el pequeño niño. Otro joven (hombre 2), sentado dos filas más atrás, la llamó y le ofreció el asiento a la joven, quien se lo agradeció sonriendo, arregló sus cosas, acomodó al niño en sus piernas  y luego clavó la vista en las ráfagas de imágenes de las ventanillas a medida que el bus corría contra los relojes de sus fiscales de ingresos.

Alberto Sánchez que, observador,  iba en la fila trasera, se preguntaba: ¿es machista el joven que no le ofreció su asiento a la joven aun viéndola en apuros? …mmm…o ¿es sutilmente machista el que le cedió el asiento, considerándola débil?¿Cuál de los dos es el machista? ¿O menos machista? ¿O lo son los dos? Y se distrajo clavando la la vista en las ráfagas de imágenes de las ventanillas a medida que el bus corría contra los relojes de sus fiscales de ingresos

¿Es machista el que solamente clava la vista en las ráfagas de imágenes de las ventanillas a medida que el bus corre contra los relojes de sus fiscales de ingresos?

Anuncios

4 comentarios sobre “EL BUS

Agrega el tuyo

  1. Carlos: No creo que haya ninguna base para ligar la cortesia con el machismo. La cortesia es innata en el ser humano y no esta ligada a ningun comportamiento, grupo o clasificacion social. Lo que si me parece verdaderamente interesante es la historia subyacente, en la que todos los protagonistas sin excepcion, despues de una breve interaccion, regresan rapidamente a su aislamiento. Todos vuelven a clavar la vista en la rafaga de imagenes que pasan por sus ventanillas. Este aislamiento moral en el que se refugian tiene como base el miedo y la inseguridad que el sistema social y los conflictos del mundo circudante les provoca, miedo que a la vez causa la paralizacion de las acciones politicas en el mejoramiento y desarrollo de la sociedad. Mientras el bus de su existencia sigue su carrera contra los relojes…..

    Leer tus entre lineas es siempre gratificante.

    Me gusta

    1. Obviamente la dinamica de los asientos en los buses de Managua es lo menos importante en la lucha contra el patriarcado, machismo o esa forma de pensar que la mujer tiene derechos y capacidades menores a las de los hombres. Sin embargo, las costumbres sociales, entre ellas, las cortesias que se esperan minima entre sereshumanos (empatia de especie bio social, al menos) van sufreidno cambios y son indicadores de los que sucede mas en lo profundo. El cese de las actitudes caballerescas en la Nicaragua de hoy es como una revancha ante el avance y protagonismo de las mujeres.

      Me gusta

  2. jajaja, hola Carlos, ese angulo del machismo ya esta oxidado, yo creo que la gentileza y la caballerosidad nunca pasan de moda -tambien lo podes llamar compasión, caridad, solidaridad, ser buena gente- o muchas razones o motivos por el cual un ser humano le da una manita a quien la necesite en situaciones triviales o de peligro.
    He visto que las mujeres adultas son las mas propensas a ayudar de inmedaito a mujeres embarazadas o con niños, talvez porque la interacción franca y natural mujer-mujer esta exenta de la etiqueta machista. O talvez por solidaridad femenina de pensar …que no es chiche andar cargando natos o nonatos.
    En todo caso, ya sirvio este comentario para enviarte un saludo solidario. feliz dia.

    Me gusta

    1. Obviamente la dinamica de los asientos en los buses de Managua es lo menos importante en la lucha contra el patriarcado, machismo o esa forma de pensar que la mujer tiene derechos y capacidades menores a las de los hombres.

      Sin embargo, las costumbres sociales, entre ellas, las cortesias que se esperan minima entre seres umanos (empatia de especie bio social, al menos) van sufriendo cambios y son indicadores de lo que sucede mas en lo profundo. El cese de las actitudes caballerescas en la Nicaragua de hoy es como una revancha ante el avance y protagonismo de las mujeres.

      Me gusta

Deja un comentario; el contenido será moderado por el administrador

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: