Ha aparecido de pronto en el conflicto Nicaragua- Costa Rica un nuevo actor: Canadá, anunciado por el propio Canciller de Costa Rica, René Castro, explicando que el Ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Peter Kent, ha ofrecido hacer presencia en la zona de conflicto Nicaragua-Costa Rica, con “el personal que se requiera, desde geógrafos hasta personal militar, según lo que el Consejo Permanente de la OEA llegue a acordar”, dijo.

En palabras de Castro, este señor canadiense habría calificado de “impensable que la OEA llegue a aprobar una resolución que no contemple el retiro de las fuerzas armadas de la zona”, sitio donde Insulza solamente pidió a Nicaragua un gesto de cortesía sin que se cuestionase la soberanía territorial, de unos 2-3 kilómetros cuadrados, para dar lugar a mayores esfuerzos diplomáticos. http://www.nacion.com/2010-11-10/ElPais/UltimaHora/ElPais2586113.aspx

Costa Rica, con un tenaz trabajo de relaciones públicas, ha logrado que CNN nos califique de invasores de Costa Rica, pida sanciones multilaterales contra Nicaragua, incluyendo la expulsión de Nicaragua de la OEA, sanciones económicas y hasta que Google, unilateralmente, cambiara mapas que refuerzan sus tesis de delimitación de fronteras. Malas señas. Estas alianzas que Costa Rica está tejiendo ya tiene perfilado un bloque inmediato con Colombia, en primer lugar (interesada en dejarnos sin mar territorial en el Caribe), con Panamá ( que después de la invasión contra Noriega, quedó sin ejército por decisión de Estados Unidos y que tiene en su defecto, un tratado de defensa militar del Canal con Colombia y Estados Unidos); está trabajando con Ecuador y ahora, parece ya cuenta con Canadá. ¿Por qué Canadá? Costa Rica tiene un Tratado de Libre comercio con Canadá, desde 2002, exportando principalmente oro (más de 23 millones de dólares anuales), producto de concesiones de explotación, que incluye la minería de cielo abierto, como la de Crucitas, contaminante potencial de las aguas del Rio San Juan, inversión de la empresa canadiense Vanessa Ventures a través de su filial en Costa Rica, Industrias Infinito. http://www.preciooro.com/oro-costa-rica/.

De hecho, esta empresa se siente amenazada por el cuestionamiento desde Nicaragua, por los altos efectos contaminantes y de sedimentos aguas abajo del Río San Juan. Tan reciente como el pasado 24 de septiembre, se inauguraron las oficinas regionales de la Corporación Canadiense para el Desarrollo de las Exportaciones (Export Development Canada, EDC, por sus siglas en inglés), en Panamá (país totalmente abierto a las inversiones canadienses de la minería abierta) y desde la cual se coordinan las empresas, negocios e inversiones canadienses en Costa Rica. http://www.rree.go.cr/index.php?stp=04&id=128, que suman unas 550 compañías, con negocios mayores a los USD2 mil millones de dólares. http://www.caribbeanpressreleases.com/articles/7499/1/Export-Development-Canada-opens-first-representation-in-Central-America-and-Caribbean/Page1.html

La moratoria a la minería que decretó la presidenta Chinchilla al asumir el poder en Costa Rica se refería a no dar más concesiones que las ya autorizadas, lo que reduce la competencia por el oro interno en Costa Rica entre las empresas ya instaladas, incluyendo las Crucitas.

Estas concesiones no se miran afectadas por la moratoria decretada por la señora Chinchilla. http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20100509/22/node/265372/todos/10

Anuncios