Viejas dragas, ya desaparecidas, en el San Juan

 “Tengo en venta un lote de joyas históricas (un reloj marca Rolec, dos anillos del mismo estilo con siete brillantes y un cordón de oro). Asimismo vendo copiadora Risso con todos sus complementos ideal para montar una impresora. También vendo un león africano casero de siete meses de nacido. Si es cierto que el diablo existe, díganle que también le vendo el alma”.

Este es el anuncio clasificado que el legendario Comandante sandinista y Comandante Contra (creo que es el único que lleva ambos títulos en Nicaragua), se acercó a publicar en el Nuevo Diario, el 7 de enero de 2001, en medio de una dura situación personal que el mismo explicó en esa edición, como prueba de la crisis en la que los gobiernos hacen sufrir de manera constante al pueblo nicaragüense.

Ver: http://archivo.elnuevodiario.com.ni/2001/enero/07-enero-2001/nacional/nacional6.html

Señalaba la nota del Nuevo Diario de la fecha:-Edén asegura no sentirse interesado más en la política cívica, pues siempre le han negado ese derecho. “Primero me lo impidieron Sergio Ramírez, Dora María Téllez y Rosa Marina Zelaya y ahora me lo impiden Daniel Ortega, Humberto Ortega, Jaime Morales Carazo y los que pactaron con Alemán, que nos cerraron el espacio político a todos los que hemos sido políticos honestos”.

 ¿El alma vendida?

El reloj era un recuerdo del heroico asalto al Palacio Nacional que comandó con Dora María Téllez y Hugo Torres, en agosto de 1978; uno de los anillos era regalo del Presidente Torrijos de Panamá; el otro, del Presidente Alan García del Perú; el cordón de oro un invaluable recuerdo familiar… no explicó el origen del cachorro de león africano ni de la fotocopiadora.

Y lo más difícil es averiguar si existía el diablo y si al fin en aquella ocasión pudo venderle su alma al diablo, como expresó.

La verdad es que en la mañana del día 14 de abril de 2010, ha comparecido en un Programa del Canal 12 afirmando que trabaja actualmente “para Daniel Ortega”, dragando el Río San Juan. (Un televidente sandinista le increpó: “Comandante, usted está trabajando para el pueblo, no para Daniel Ortega!”).

Así que ahora es Edén Pastora (quizás a manera de desquite de las arbitrariedades cometidas por la entonces sandinista Rosa Marina Zelaya obediente en aquella ocasión a las clásicas órdenes partidarias) el que anda rompiendo diques y espacios cerrados: está empecinado en una empresa gigante en el Río San Juan, al estilo de la famosa película Fitzcarraldo (1982).

Pero Edén no está empecinado como el personaje de Werner Herzog, en construir un teatro de ópera en el corazón de la selva amazónica peruana, sino más práctica y significativamente, quiere dragar el tapón de arena y sedimentos que por décadas, se han azolvado impidiendo la llegada de las aguas del San Juan hasta su desembocadura secular en el Atlántico.

A manera de empresa independiente, cedida directamente por la Presidencia la autorización de llevar a cabo la obra, sin estudios del Ministerio de Construcción, sin valoración científico- técnica del impacto ambiental, sin análisis jurídico de las implicancias del manejo de las aguas, con desembolso ya efectuado por CARUNA, empresa que maneja los fondos venezolanos, por 1.2 millones de dólares, está cercana la fecha, prácticamente con las primeras lluvias, para iniciar esta operación, estimada en durar 2-3 años y a un costo total de unos 4 millones de dólares.

La draga y el ruso

En el estilo fogoso del comandante, explica que logró que un ciudadano de origen ruso, “ingeniero nuclear, ingeniero naval, constructor”, que se quedó desde los años 80 viviendo en Chinandega por haberse enamorado de “una preciosa nica”, explica Pastora, diseñara y construyera la primera, ojalá no la última, draga de 45 metros de largo, de 100 toneladas de peso, motor de 1,700 CV, bomba aspirante impelente de 18 pulgadas, con la que va a nacionalizar las aguas de desagüe que desde hace años, huyendo de Nicaragua, se han desviado a territorio tico, donde las han recibido en ríos, riachuelos, caños, lagunetas, micro presas de generación eléctrica y hasta en tuberías, a un ritmo de 1 millón 300 mil metros cúbicos por minuto. El dragado cubrirá una extensión de unos 30 kilómetros entre la desembocadura hacia San Juan del Norte, hoy de Nicaragua.

Aparentemente, la draga se ha trasladado entera desde Chinandega, hast Ciudad Rama, donde pasará por la bahía de Bluefields hasta el mar y de alli, piensan introducirla rio arriba(?). Está destinada a sacar 3 millones de metros cúbicos de sedimentos que están imposibilitando la navegación, y nutriendo mas bien las aguas del Río Colorado de Costa Rica. Los ticos han venido desde el siglo pasado, por un lado, dragando el curso del Rio Colorado para provocar la entrada de las aguas del San Juan, al tiempo que han drenado de regreso, por años, las aguas copiosas en sedimentos, de los Ríos ticos Frío, San Carlos y Sarapiquí.

¿Así se ejecuta una obra soberana?

Pastora ha explicado en anteriores ocasiones, que “la desembocadura no puede ser en río Colorado, tiene que ser en la bahía de Punta Castilla donde lo establecen los tratados, el Laudo Cleveland, un punto en el cual nos hemos puesto de acuerdo con los costarricenses”, indicó Pastora. Vamos a recuperar nuestra soberanía, salvar nuestra dignidad porque es una vergüenza que el agua del río, que nosotros decimos ‘San Juan es nuestro’, se vayan a territorio costarricense por el río Colorado” ha declarado Pastora, que siendo Comandante Contra, combatiendo a los sandinistas, ostentaba la ciudadanía costarricense.

No hay estudios de impacto ambiental de ambos lados, por el cambio drástico que puede haber, después de casi un siglo de no dragar el rio, por descuido de nosotros los nicaragüenses, en factores geográficos, fisiográfico, geomorfológicos, hidrológicos, de flora, fauna acuática y terrestre, aves, aspectos energéticos, de energía, humedad relativa, etc. Tampoco se conoce si hay estudios de costo-beneficio y eficiencia de este dragado. Una empresa de esta envergadura, importante por sus aspectos ambientales, técnicos y jurídico- territoriales se ha asignado, sin licitación técnico-financiera tampoco, como una manera tal vez de mantener ocupado a un hiperactivo comandante sandinista, comandante contra, confeso agente de la CIA, subordinado de Oliver North, el agente encargado de la célebre operación Iràn- Contras, desesperado vendedor del alma al diablo, como una muestra mas de la forma como operamos, razonamos y manipulamos unos nicaragüenses, a otros.

En la visita del Presidente Chávez a Nicaragua del 14-15 de abril del corriente,  quedó claro, además, en palabras de  Virgilio Silva, Titular de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) que Edén se dedicará a “dragarle  los puertos  en Centroamérica”, después de dragar la dársena de  maniobra en Corintillo,  el canal de Pescanica en la Bahia de Bluefields, entrar al Rio San Juan, rio arriba,” con las lluvias”, en palabras del Presidente de Nicaragua, y después de hacer dragas en Venezuela en El Orinoco, el Apure , El Delta,  el Lago de Maracaibo, La Barra, en palabras del Presidente Chávez.

El director de la película Fitzcarraldo, Werner Herzog se tomó 8 días en escribir el guión de su famosa pelìcula, duró cuatro años en la filmación de la epopeya citada, incluyendo la filmación de la subida y bajada de una colina, de una embarcación real, así como la contratación del cantante Michael Jagger como uno de los protagonistas (su parte no se incluyó por no haber podido completar las escenas) y tardó 20 años en decidir publicar en forma de libro, un diario personal, que llevó durante el tiempo de filmación.

Ojalá que el programa de dragado del Rio San Juan y su mantenimiento, se sostenga como parte de un estable Programa gubernamental, con todo el apoyo financiero, técnico, ambiental y jurídico que se requiere o de lo contrario Edén, a la manera del director Herzog, si se decide igual por escribir su memoria de la obra, no tendrá dificultad en imaginar un título.

Herzog tituló a su libro “La conquista de lo inútil”.

Anuncios