Día-Logos Carlos A.Lucas A.

Praxis-Logo-Poiesis…ojalá

No saben

Posted by Día-Logos en 15 abril, 2015


Hay fiestas por todos lados, como si nadie supiera cuánto pesa tu ausencia.

Posted in PO-E-MAS | Etiquetado: | Leave a Comment »

He decidido

Posted by Día-Logos en 15 abril, 2015


He decidido encerrar este amor como si de un fenómeno escandaloso se tratase. Lejos de la vista de nadie. Mudo. Inmóvil. Vendado y atado de pies y manos.Sordo. Lo que no se aun es cómo hacer para evitar que le vuelvan a salir alas para que deje de regresar, nuevamente, a tus pies.

Posted in PO-E-MAS | Etiquetado: | Leave a Comment »

De gusanos

Posted by Día-Logos en 15 abril, 2015


gusanoEn el País de los Gusanos, es decisivo tener patas.

Posted in PUNTILLA | Etiquetado: | Leave a Comment »

¿Cuánto y hasta cuándo tiene que sufrir un pueblo?-Venezuela

Posted by Día-Logos en 14 abril, 2015


Marcha-pies-descalzos-sufrimiento-Venezuela_NACVID20140416_0007_19Ya ni Raúl Castro cree en el modelo maduriano…ésta es una propuesta rotundamente fracasada, caduca, anacrónica. En esta fase del Socialismo siglo XXI, sucede como en Alemania en la Segunda Guerra Mundial: Hitler estaba arrinconado en el Búnker y todavía tenía “fe” en el triunfo nazi (“la fe no nubla la inteligencia” dice alguien por allí). Aun así, tenía fieles seguidores a su orden que incluso se suicidaron con él.

Pero Maduro y su grupo arrinconado por la realidad, a diferencia del Titanic, ya ni siquiera tienen el consuelo de los resignados violinistas que hagan como si nada estuviera pasando.

¿Cuánto y hasta cuándo tiene que sufrir un pueblo?

Posted in Varias | Leave a Comment »

“Recuperar mi narrativa”: Mónica Lewinsky

Posted by Día-Logos en 11 abril, 2015


Mónica Lewinsky fue la parte perdedora del incidente Clinton-Lewinsky de 1995-96. En ese entonces, era una inexperta y obnubilada joven de 22 años que vio truncados todos sus planes de vida y ambiciones de logros. Clinton sigue siendo Clinton e incluso su comprensiva y hábil esposa, seguramente será una de las próximas candidatas a la Presidencia de Estados Unidos.

En marzo pasado (2015), Mónica, ya de edad madura y decidida a “recuperar su narrativa”, dio una charla en TED sobre el efecto devastador de las redes sociales en las reputaciones privadas: “El Precio de la vergüenza”, le tituló.

En una de sus partes, recordando como fue vilipendiada y humillada por la opinión pública, afirma: ” Y lo entiendo. Era difícil olvidar que esa mujer tenía una dimensión, tenía alma y que alguna vez estuvo intacta”. El efecto de la humillación social en ella, debe haber sido devastador, empezando porque fue la traición de su mejor amiga la que abrió ese cataclismo, al haberle grabado una serie de conversaciones telefónicas privadas y luego, hacerlas públicas.

All finalizar su TED, Mónica, rescata algo fundamental en todo grupo social: “Tengan  y sientan compasión”, dice.

Un llamado que hasta el dictador terrible de Gaddafi tuvo que hacer a los verdugos que le golpeaban y escupían antes de asesinarlo: “Y ustedes…¿no tienen compasión?”

Posted in Varias | Leave a Comment »

Érase una vez una tortuga que llegó a Nicaragua

Posted by Día-Logos en 10 abril, 2015


Tortuga4

Aqui, la tortuga es hecha prisionera por la turba, con la curiosa mirada de algunos niños.

Era una Paslama de porte mediano, que estaba arribando, algo desorientada,  a las tórridas horas de las tres de la tarde del Viernes Santo de este 2015, a las calcinantes arenas de Pochomil. Un grupo de alegres bañistas, bulliciosos y retozones, procuraban refrescarse con esas aguas, al tiempo que en segundos se recalentaban la piel bajo al ardiente sol semanasanteño. La vieron.Tortuga1

Y un grupo que estaba en un esterito cercano, libando del San Antonio, se dejó venir lanzando  estridencias y sonidos como gritos de guerra: “¡¡la tortuga, la tortuga!!” y de inmediato, sin darle tiempo a reaccionar, le cerraron la salida, la atraparon, la cargaron por sus aletas, con algo de dificultad, por su peso, y la llevaron playa adentro.

Un remolino de gente, hombres, mujeres, niños nos acercamos a ver qué era lo que sucedía.

La tortuga movía desesperadamente sus aletas para remar en el aire, resoplando,  sostenida por los dos tipos gritones, que hacían lo mismo, resoplando también, excitados. La tiraron en la arena, bien alejada de la línea de marea. Un tipo panzón, bajo, recio, le pisó las aletas para vencer la resistencia de la Tortuga para avanzar de regreso hacia el mar. Ella, la tortuga, diríase que estaba en pánico ante esa violencia inimaginada. Tenía sus ojos bien abiertos y hacía popitas de agua por sus narices.Tortuga2

Y los dos tipos, rodeados de sus compañeras que se bañaban con pantalones cortos y camisetas flojas, empezaron frenéticos, como si ellos fuesen las tortugas, a excavar un supuesto hoyo para forzar el supuesto desove que la tortuga, al llegar a ese punto de Pochomil, iría a hacer.

La arrastraron, poniendo su cloaca en dirección al hoyo de desove, gritando instrucciones, todos, de cómo inmovilizarla, cómo ponerla en dirección al hoyo, como sacudirla para que soltase los huevos que pensaba dejar para su reproducción. Ya había casi un centenar de personas presenciando el espectáculo.

Tortuga3

El tipo frenético corre con su su presa, la indefensa tortuga, pensando extraerle a la fuerza, sus huevos. Fue el más violento en la discusión. ¿Alguien lo reconoce?

Algunas mujeres comenzaron débilmente a implorar compasión por la tortuga, pisada en sus cuatro aletas, por las patas de los dos agitadísimos tipos. Las mujeres de los tipos comenzaron a contestarles con malas palabras, diciéndoles que se callasen, diciéndoles viejas metiches, que bien comían huevos de paslama en los restaurantes y allí estaban haciendo el escándalo por una simple tortuguita.

Uno de los tipos, casi sentado sobre la desfortunada, gritaba que le fueran a traer un balde, quizás pensando que un aborto de huevos sería como esas máquinas de casino que hacían caer las moneditas una tras otra. El griterío era ya estridente. Pocas voces, en realidad sólo mujeres y uno que otro niño sensible, pedían liberarla y dejarla en paz. No pude más y me acerqué hasta esos tipos: “Oiga usted, porque  no deja de maltratar así a ese inocente animal? Ella está indefensa..qué quiere usted, comerse sus huevos?  Entonces yo lo invito a almorzar en el restaurante más cercano, si la suelta”.

El tipo casi sentado sobre ella y que estaba esperando con sus manos abiertas las chorreras de huevos que caerían, según sus estimaciones y conocimientos biológicos, desde su cloaca, me contestó indignado: “¿Y a usted qué le importa lo que yo haga? No le estoy haciendo ningún daño ni a la tortuga, ni a usted, así que mejor cállese!!

El compañero del tipo, con el rostro totalmente descompuesto, soltó las dos aletas de la tortuga que estaba pisando y se dirigió hacia mí, raudo y amenazando, con el dedo índice en alto y señalándome,  con las venas de su cuello totalmente resaltadas y me grita: ¿ Y vos quién sos, pendejo? ¿Sos el dueño de la tortuga?- No, le contesté, también alzando la voz; la tortuga es de Nicaragua. Supongo que vos, como yo, somos nicaragüenses. Somos sus dueños y por lo tanto, no las queremos ni dañar, ni destruir. ¿O vos no sos nicaragüense?, le contesté.

El tipo, que fue el que la sacó de primero desde el agua me grita de nuevo, con el cuerpo ya dando brinquitos para una pelea:” No le estamos haciendo ningún daño! La tortuga salió sola del mar, a desovar!”. Le dije: Yo te vi sacándola y tengo fotos que te tomé haciéndolo. Así que sí; es cierto, querés hacerle daño y se lo estás haciendo por estar desesperado por comerles sus huevos!

A estas alturas ya el público nos rodeaba, las mujeres y otros compañeros de su grupo también me rodeaban, insultando, diciendo que solo los ricos se daban el placer de comer huevos de Paslama en Semana Santa y en las playas. El tipo se acercaba a mi señalándome de entrometido, el ataque era inminente, pero algunos familiares míos se habían acercado y ya me estaban tomando de los brazos y jalándome hacia afuera, pidiendo que no siguiese diciéndole nada a ese energúmeno. Otro me dijo que hasta una de las mujeres de su grupo ya le habían pasado un machete al enardecido tipo afanado por los huevos de tortuga. En realidad, la agresividad y violencia de estos sujetos, no iba a distinguir entre una tortuga paslama y un ser humano.

Nos retiramos entonces, en medio de una lluvia granizada de insultos, gritos y chifladeras de una parte de esa multitud a enardecida por el incidente. Se quedaron ellos, a esperar que la desorientada tortuga, expeliera sus ansiados huevos.

Me dije, al alejarme de la escena: -En realidad, ésta también es Nicaragua, querámoslo o no. Es nuestra parte primitiva, violenta, básica, irracional. Recordé que ese mismo tipo de perfil se encontraba en los mítines sindicales donde el partido de gobierno no dejaba surgir ningún tipo de disidencia. Se me vinieron a la mente aquellas imágenes de los camisas azules sandinistas apaleando mujeres y jóvenes en las rotondas, robando vehículos, celulares, asaltando a su disidencia. Sí, es el mismo perfil el de estos sujetos. Es el mismo índice acusador. Son las mismas venas resaltadas en los cuellos. Es la misma vocinglería y excitación grupal. Es el ser humano moviéndose por sus instintos básicos: comer, beber, recibir algo de gratis, no importa el daño que cause ni lo irracional y violento de sus actos.

La Prensa. Imagen de video tomado por el hijo del empresario Arcia.

La Prensa. Imagen de vídeo tomado por el hijo del empresario Arcia.

Solo unos instantes más tarde del incidente en Pochomil, mirábamos las imágenes de la policía sandinista arrastrando de pies y manos al empresario Milton Arcia, al que le demolieron en un par de horas y con saña un edificio de dos plantas que le había llevado varios años levantar en Moyogalpa, mientras simultáneamente, un yate de su propiedad se hundía en el Lago de Nicaragua. Ninguna autoridad estatal o municipal ha dado una explicación oficial de esos hechos.

Esa también es Nicaragua. La tenemos  dentro de cada uno de nosotros. Tribu. Somos tribu manipulada por caciques esperando únicamente comer, beber, recibir un regalo, un golpe de suerte como una despistada tortuga cargada de huevos. Solo abrimos la mano a  la cloaca que generosa se abrirá para quitarnos el hambre y la sed de tener  y consumir de gratis que cargamos. Eso, es lo que suponemos y no habrá fuerza ni razón en el mundo que nos haga pensar y actuar diferente. Nos alzaremos llenos de ira, de furia destructiva contra el que se oponga a estas reglas del juego.

Érase una vez una  desorientada tortuga Paslama que tuvo la desdicha de arribar a las playas de Pochomil en Nicaragua, un Viernes Santo  a las 3 de la tarde

Posted in Varias | Etiquetado: , , | 2 Comments »

Pasaba por allí, cuando escuché…

Posted by Día-Logos en 23 marzo, 2015


  1. Ana Verónica Sánchez (Ave Asan)

    Ana Verónica Sánchez (Ave Asan)

    La joven mezzosoprano nicaragüense, un verdadero valor nacional, Ana Sánchez (Ave Asan), en un ensayo de un fragmento del aria “Mon coeur s’ouvre à ta voix” de la ópera de Camille Sait-Saens “Samson et Dalila”.

 Ver video:https://www.youtube.com/watch?v=HHpni528tDU

  1. Sitio: En uno de los salones del Hotel Hacienda San Pedro, en Carazo.

Pasaba por allí y me atrajo la musicalidad de esa voz, entre melancólica y retadora, que se colaba entre los pasillos del sitio.

Grabé con un celular y ahora se lo regalo a Ana. Obvio, la baja calidad y la limitada forma de la grabación en esas condiciones, son de mi responsabilidad. Pero no demerita apreciar la calidad artística de esta joven.

 3. Anotar: El relato de Sansón y Dalila, en la Biblia, es un intenso drama (aunque basado siempre en el enfoque de culpabilización de la mujer): Un hombre, destinado a regir a su pueblo, es seducido por una bella mujer, Dalila, de las filas del enemigo, que es utilizada para descubrir el secreto de la fuerza del líder contrincante. Ella lo descubre y lo traiciona, pereciendo ambos al final en un acto de sacrificio de Sansón. Pero Sansón ha sido presa del amor, que lo deja literalmente, ciego.

Dice “Dalila” en una de sus partes:

“¡Mi corazón se abre a tu voz

como se abren las flores

a los besos de la aurora!

¡Mas, ¡oh! mi bien amado,

para secar mis lágrimas,

deja que tu voz suene otra vez!

¡Dime que a Dalila

tú regresas para siempre!

¡Recuerda a mi ternura

las promesas de otro tiempo,

los juramentos que tanto amo!

¡Ah! ¡Responde a mi ternura!

¡Vierte sobre mí tu amor!

Del mismo modo que

las espigas de trigo

se ondulan

bajo la brisa ligera,

¡así vibra mi corazón,

consolado por tu amada voz!

La flecha es menos rápida

para llevar la muerte,

¡que tu amada

para llegar a tus brazos!

¡Ah! ¡Responde a mi ternura!

¡Vierte sobre mí tu amor!”

Posted in MUJER | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Me pregunto…

Posted by Día-Logos en 21 marzo, 2015


EisteinNicaragua, pueblo gallardo: ha superado dictaduras militares,guerras civiles, neoliberalismo.

¿Por qué le está costando tanto, salir de un régimen autocrático-populista? ¿Padece Nicaragua una crisis de liderazgo o es una crisis en la conciencia ciudadana? ¿Por qué no ha habido relevo generacional en los liderazgos en todos los órdenes: político, sindical, comunal, gremial y ni siquiera en el sector empresarial ?

¿La juventud, ha renunciado a su primogenitura por un plato de lentejas?

¿Tenemos un pueblo con un alma envejecida?

¿Cómo renovarnos todos, abrir nuestras ventanas, cooperar, enfocarnos en una causa común, ser más productivos, incluyentes, creativos?

Posted in Clientelismo | Etiquetado: , | Leave a Comment »

MANUAL DE DIAGNÓSTICO RÁPIDO: QUE ES CLEPTOCRACIA

Posted by Día-Logos en 17 marzo, 2015


Cuando los campesinos despistados, sin más previsión, guardan su maíz en trojas, miran diario la mazorca allí, sanita; no le pasa nada.

A las semanas, cuando ya se les agotó sus existencias, se va a la troja y se encuentra que sólo tiene las tuzas, todas perforadas y las abre, y la mazorca se deshace en polvo, no ha quedado nada de grano: los gusanos la han devorado sin piedad, han engordado y de gusanos ya se transformaron en mariposas de alta sociedad y vuelan y se van.

El campesino queda triste y con hambre, sólo tocando el polvillo que le quedó entre sus dedos, de su riqueza social.

Esa es la cleptocracia, eso hace, así funciona, hasta la próxima cosecha.

Troja de maiz en el campo. Plagas acechan esas riquezasTroja de maíz en el campo. Plagas acechan esas riquezas

Publicado en FB. 14 de febrero de 2011 a la(s) 17:12

Posted in Varias | Leave a Comment »

¡Hola, amor!

Posted by Día-Logos en 17 marzo, 2015


¡Hola, amor! Me duele la cabeza y vine a dar una vuelta por esta esquina a ver si te miraba y conversábamos. Pero no te encontré, así que te dejé este mensaje grabado, para que veas como me envuelve en estos momentos una nube de pesimismo y contradicciones de todo tipo. Y no me gusta cuando no estás porque es como “cuando callas porque estás como ausente”, dado que una palabra tuya bastará para alegrarme.

Sé que a veces no es bueno querer masticar tanto a la vida…pero me asombra ver cómo podemos  vivir sin saber nada de nada…y llenándonos de espejos y bisuterías y piedras de la suerte y horóscopos y sectas, apartando el rostro y el oído  a los que nos dicen los tuti-cuánticos que demuestran que estamos más rodeados de vacío, que de “algo”.

Y puedo considerar, si quieres, la posibilidad que seamos robots programados para pensar que gozamos de libre albedrío y nos ilusionamos con eso. Quizás nos pase lo que a Judas en la vieja Opera rock, “Jesucristo Superestrella”  al estilo del chillidito  “¿Por qué me has metido así a tus planes, sin contar conmigo, Señor?” Y eterno retorno una y otra vez.

Me gusta un relato de Krishnamurti donde habla de la vida como un juego y nosotros somos como esos juguetes de la película Toys: creemos que vivimos y tenemos aventuras y emociones cuando estamos a solas y logramos salir de nuestra caja de juguetes. Pero cuando viene nuestro dueño, automáticamente nos reducimos a simples marionetas, objetos desechables. ¿El universo es nuestro teatro de marionetas?  ¿Y en manos de quién estamos entonces?¿ O sólo es el vacío oscuro de la noche? ¿No hay un Cristóbal Colón que se aventure y nos acerque a un nuevo mundo? ¿Por qué siempre estamos esperando una mano que llegue desde fuera y nos rescate? Me estalla la cabeza. Lo cual debe ser un problema de cruce de nuestros circuitos de programación…en realidad, ¿estaba programado para pensar que me duele la cabeza de pensar que somos simples notas en un pentagrama de quién sabe qué?

Estoy pesimista, corazón. Quizás es la sensación de verte y sentirte lejana. No te alejes. He descubierto que hay algo que es rebelde a toda programación o toda construcción, plan. Que su sola sensación basta para resolver todos los misterios y todas las insuficiencias, todas las preguntas y hasta los dolores de cabeza: Es la sensación de necesitarte y sonreír cuando veo que te acercas y ver que también sonríes y mueves tus labios de esa manera para decirme que también me necesitas. Es descubrir que tú eres el universo en el cual deseo explorar, habitar, henchir y hacerme explotar. Y ver que te alejas…Por eso, quizá, me duele la cabeza.

Publicado en FB del autor: 17 de enero de 2012 a la(s) 21:50

Posted in Cartas, MUJER, PO-E-MAS | Etiquetado: | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.156 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: